En nuestras clases de inglés utilizamos la metodología AICLE (en inglés, Content and Language Integrated Learning, CLIL). Un método que cumple un doble objetivo: el aprendizaje de contenidos y de una lengua extranjera.

El Aprendizaje Integrado de Contenidos y Lenguas Extranjeras se utiliza con frecuencia como sinónimo de inmersión lingüística. Este término fue creado en 1994 por David Marsh para describir una corriente de la lingüística aplicada que propugna que en el colegio existe un mayor éxito en el aprendizaje de las lenguas extranjeras a través de las materias comunes, como la historia o las ciencias, que por medio de los currículos funcionales que las tratan de una manera aislada y en situaciones forzadas o inventadas, como asignaturas independientes.

La investigación en este campo ha demostrado también que el multilingüismo en la escuela, aprovechando los recursos, estrategias y destrezas que desarrolla el alumno cuando aprende una lengua o materia; a través de los currículos integrados de las lenguas y áreas no lingüísticas, contribuye de manera eficaz al desarrollo de una competencia comunicativa en lenguas que optimiza y facilita los aprendizajes posteriores.

Beneficios asociados a AICLE

  • El alumno utiliza la lengua extranjera para la acción, para aportar soluciones a problemas, por lo que mejora la expresión e interacción oral de los alumnos en la lengua extranjera.
  • Los alumnos desarrollan múltiples estrategias de aprendizaje. El hecho de trabajar el contenido de una materia en otra lengua supone un mayor esfuerzo a la hora de comprender y de crear conocimiento, lo cual implica que el aprendizaje se realice desde varias perspectivas distintas.
  • El aprendizaje del inglés se convierte en una experiencia vivencias y multicultural, que posibilita una actitud positiva hacía el bilingüismo y hacia otras culturas.
  • Estudiar asignaturas como historia o ciencias naturales en una lengua distinta de la propia favorece el mayor conocimiento de esas materias y el aprendizaje del inglés.
  • El énfasis de AICLE en la “resolución de problemas” y “saber hacer cosas” hace que los estudiantes se sientan motivados al poder resolver problemas y hacer cosas incluso en otras lenguas.
  • En varias regiones españolas llevan desarrollando contenidos de otras materias en una lengua extranjera (fundamentalmente el inglés, aunque ya se hacía con anterioridad en francés y alemán en algunos centros) tanto en centros de Educación Primaria como de Secundaria. Los resultados ya se están produciendo. El alumnado mejora en distintas capacidades y destrezas como la comprensión oral, la pronunciación, la comprensión de realidades y culturas distintas a la suya.

Haz click para ver un vídeo de una clase de inglés AICLE 

Se argumenta que en el aprendizaje de idiomas se da excesiva importancia a la gramática en perjuicio de la expresión oral cuando la finalidad de conocer una lengua es que pueda ser hablada. De ahí que generaciones anteriores hayan acabado sus años de escolaridad sin saber mantener una conversación en lengua extranjera.

El aprendizaje de idiomas no sólo debe estar enfocado a objetivos lingüísticos, sino a mejorar la competencia comunicativa de los alumnos ofreciéndoles contextos reales, de modo que usar la lengua extranjera para el aprendizaje de otras materias se presenta como la situación más real e idónea, y poder hacerlo de una manera correcta, lo que seguro aumentará su motivación y sus ganas de aprender.

Por tanto, la metodología AICLE se basa en cuatro conceptos conocidos como las 4Cs del currículo (Coyle 1999), principio según el cual para que una lección de CLIL quede bien diseñada debe incluir los siguientes elementos:

  • Contenido: inmersión en el conocimiento y la comprensión de los contenidos específicos de una materia, como la electricidad.
  • Comunicación: uso de la lengua extranjera como vehículo de comunicación.
  • Cognición: desarrollo de destrezas cognitivas que relacionen la formación de conocimientos y la lengua.
  • Cultura: introducción a un contexto cultural que permita ampliar la perspectiva hacia el conocimiento del otro y uno mismo.

El profesorado que sigue la metodología AICLE incorpora en su praxis pedagógica diaria una serie de ideas fundamentales como son:

  • Tener en cuenta que son los contenidos los que vertebran el aprendizaje del idioma.
  • El alumno trabaja desde el contenido para ello, el profesor selecciona contenidos de cada materia y contenidos lingüísticos integrando todas las destrezas lingüísticas.
  • Diseñar recursos didácticos visuales y auditivos que faciliten el aprendizaje.
  • Que el alumno se comunique en otra lengua es el objetivo de esta metodología para ello el profesor debe plantear actividades socializadoras a través del trabajo cooperativo.

Fuente: British Council, Unir, Fluentu, Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España.

Aprendizaje Integrado de Conocimientos y Lenguas Extranjeras
Content and Laguage Integrated Learning